ShareBar
Florilegios y otras Heterodoxias

Extasis

  
 

   


DÉJAME


Déjame contagiarte
del mal que consume
mis venas
y del insomnio
que se roba mis noches.


Déjame guardar tus sueños
en mi billetera
y pagar con ellos
mis deudas.


Déjame leerte
mujer-poema
y desgajar los versos
que te cubren
para escuchar
los convulsos jadeos
de tu sexo
y tu alma de lejanía
saborear en mi boca.








NOCTURNO PARA DOS

¿Es acaso la noche
lo suficientemente larga
para conocer
todos tus secretos?

El tiempo abre
sus delicados
dedos de agua
y nos mira.

Todos nuestros pecados
se disipan enardecidos
y la luz se hace tenue,
las palabras nos obligan
a callarnos.

El silencio
escucha con sinismo
nuestra poesía
o nuestra lujuria
tan lejana y descendente
como nuestras miradas.

Es tu grito un resplandor
y mis labios una tormenta.

Se proyecta tu sombra 
en la nada.

¡Somos sólo deseo!



                                     Hernán Mallama Roux (Derechos Reservados) Del libro "Extasis" Poesía al desamor.                                          ISBN: 958 - 33 - 3618 - 1. Sociedad, Arte y Literatura . Pereira, Colombia. 2003